Archive for abril, 2010

abril 30, 2010

Mi debilidad…

Este lugar ha sido mi refugio cuando la vida se me mueve tal cual placa tectónica luego de un terremoto; hoy es un día de eso, si bien trato de concentrarme y cumplir con mis labores de grande [trabajo, estudio], por otro mi mente se concentra en lo realmente importante, mi familia la que tengo lejos y la que está cerca… La vida, el tiempo transcurre sin piedad, me siento impotente al no alcanzar el 99.9%  y ser  auténtico apoyo, apoyo que en estos momentos necesita uno de los seres más importantes, el por quién estoy frente a la pantalla escribiendo o parafraseando mi sentir.

Por mi familia sería capaz de darlo todo, tal vez no lo noten o no lo haya hecho ver así, tal vez me porte fuerte y en algunas ocasiones ruda, pero ahora lo que menos debo hacer es derramar lágrimas, alguien (mi primo Juan Fernando) una vez me dijo: las lágrimas se hicieron para demostrar felicidad ya sea por un nacimiento, por amor y también el dolor ante la muerte… así que no se deben escapar por medias “tintas”.

Esa es mi mayor debilidad y mi punto “flojo”, el tener que afrontar el sufrimiento, la tristeza o la perdida de alguien que quiero en demasía…. A veces no sé que hacer, qué decir, cómo actuar… creo que lo mejor que puedo hacer es seguir teniendo fe, fe que no quiero se quebrante por nada… Hoy recordé el abrazo que mi mami me daba cuando me caía o lloraba, si, lo recordé porque ella se acercó y me dijo: “tengo miedo”, y yo devolví ese abrazo cuan mamá al consolar su llanto, el tranquilizarla y decirle que todo saldrá bien… No sé hasta qué punto podré aguantar y ser en verdad un apoyo incondicional.

Es difícil transmitir lo que siento en estos momentos, sólo espero que todo vuelva a la normalidad, que el Señor nos de paz y fortaleza cada día  de nuestras vidas. Ahora, sólo nos queda seguir caminando juntos…


Keep walking…

Anuncios
Etiquetas: , ,
abril 15, 2010

Balance y equilibrio en la vida

Bueno… la idea es que Gaby ha estado muy ocupada cumpliendo las expectativas de demasiadas personas… y en el proceso a dejando abandonada a Mercedes…

no significa que Mercedes no existe… simplemente que ya no tienen una relación tan cercana.

… de vez en cuando Gaby puede escuchar la voz de Mercedes…  especialmente cuando ya no hay tantas voces que la “distraigan”.

… lo bueno es que Mercedes siempre quiere ser escuchada y apenas Gaby le de atención… ella tratará de comunicarle lo que está pensando… lo que está sintiendo.

Una de las cosas interesantes es que Gaby piensa mucho… en cambio, creo que Mercedes siente mucho más que Gaby….

Creo que esa es una de las razones por las que a veces Gaby no quiere escuchar a Mercedes…. a veces escuchar los sentimientos de Mercedes hacen que Gaby pierda su capacidad productiva…

(Gaby es 99% cerebro, ese es lo que impide escuchar y entender a Mercedes)

CLARO… sin embargo cuando Gaby empiece a dedicar más tiempo a Mercedes se dará cuenta de muchas cosas… en algunos casos no será fácil conocer los verdaderos sentimientos de Mercedes…pero en medio de todo el proceso será como un proceso de “reconciliación” entre Gaby y Mercedes y ambas aprenderán la una de la otra y alcanzarán un balance mucho más saludable.

Marco, mil gracias por la analogía ya han quedado algunas cosas claras…

abril 4, 2010

Dejar hacer, dejar pasar…

“El Principito, IX”

“Creo que el principito aprovechó la migración de una bandada de pájaros silvestres para su evasión. La mañana de la partida, puso en orden el planeta. Deshollinó cuidadosamente sus volcanes en actividad, de los cuales poseía dos, que le eran muy útiles para calentar el desayuno todas las mañanas. Tenía, además, un volcán extinguido. Deshollinó también el volcán extinguido, pues, como él decía, nunca se sabe lo que puede ocurrir. Si los volcanes están bien deshollinados, arden sus erupciones, lenta y regularmente. Las erupciones volcánicas son como el fuego de nuestras chimeneas. Es evidente que en nuestra Tierra no hay posibilidad de deshollinar los volcanes; los hombres somos demasiado pequeños. Por eso nos dan tantos disgustos.

El principito arrancó también con un poco de melancolía los últimos brotes de baobabs. Creía que no iba a volver nunca. Pero todos aquellos trabajos le parecieron aquella mañana extremadamente dulces. Y cuando regó por última vez la flor y se dispuso a ponerla al abrigo del fanal, sintió ganas de llorar.

—Adiós —le dijo a la flor. Esta no respondió.
—Adiós —repitió el principito.
La flor tosió, pero no porque estuviera resfriada.
—He sido una tonta —le dijo al fin la flor—. Perdóname. Procura ser feliz.
Se sorprendió por la ausencia de reproches y quedó desconcertado, con el fanal en el aire, no comprendiendo esta tranquila mansedumbre.

—Sí, yo te quiero —le dijo la flor—, ha sido culpa mía que tú no lo sepas; pero eso no tiene importancia. Y tú has sido tan tonto como yo. Trata de ser feliz. . . Y suelta de una vez ese fanal; ya no lo quiero.
—Pero el viento…
—No estoy tan resfriada como para… El aire fresco de la noche me hará bien. Soy una flor.
—Y los animales…
—Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas; creo que son muy hermosas. Si no ¿quién vendrá a visitarme? Tú estarás muy lejos. En cuanto a las fieras, no las temo: yo tengo mis garras.
Y le mostraba ingenuamente sus cuatro espinas. Luego añadió:
—Y no prolongues más tu despedida. Puesto que has decidido partir, vete de una vez.

La flor no quería que la viese llorar: era tan orgullosa…”

abril 4, 2010

Life

Sé que leerás esto:

“Sentimientos divididos al enterarme de tú decisión, pero como suelo hacer, un paso al costado, adelante y suerte…”